CONVERSANDO CON MI AMIGO

Amigo, vengo con frecuencia a visitar tu morada
a veces llego con fatiga, a tu casa abandonada
el destino; así como es dulce a veces es amargo
pero para mí la ingratitud siempre pasara de largo.
Nada cambiado desde tu partida; todo sigue igual
quien llega a la gloria, sigue siendo desleal…
nos cuesta entender que vivimos una sola vez
la verdad y la mentira viven juntos en estrechez
de poco sirve andar derecho y vivir con dignidad
el perspicaz esta en apogeo carcomiendo a la sinceridad
el reo honra su libertad, para litigar con la justicia
el crimen cometido ya no es sinónimo de conciencia…
hay filas de intermediarios negociando la salvación
al mismo pudor le hicieron flecos… su doctrina es la traición
tú y yo nacimos campesinos con poca escuela en la rural
pero aprendimos a diferenciar entre el bien y el mal.
querido amigo nada ha cambiado aquí todo sigue igual
la impudicia, la astucia campea, pocos saben que es moral
quiza desde tu gloria mejor que yo esto interpretaras
ando decepcionado; más tarde que temprano allá un día me hallaras….
Hasta pronto.

CORAZÓN MÍO


Te preguntas porque te digo corazón mío?.
no es una manera de decir
es una razón hermosa de sentir,
tú me haces latir
y lo puedo manifestar diciéndote te amo.
Esta epístola esta con letras de amor
escrita con la razón y el alma
con mi pensamiento ante Dios
para que él te lleve mi voz
con esta llama encendida dentro de mí
con gritos silenciosos adentre en tu corazón
y escuches mi sentir incluso en la distancia
Me doy cuenta de algo,
seria desairado vivir sin ti,
no podría,
sencillamente dejaría de ser yo
porque sin ti no vivo, no camino,
mi luz eres tú,
tus pasos son los míos
tus hullas mi camino
tus palabras la pureza
tu sonrisa mi alegría
tu vida, la mía misma.
Estoy con la mira enarbolada
con la frente arriba
un día como este día es un día de amor
cual hermoso firmamento radiante,
mi corazón solo sabe amarte
cuando estas presente o estas distante
el amor no entiende de geografías
solo sabe amar de día y de noche
al compás del sol y la lluvia
de la única manera que tú; me amas.
Es un amor de esperanzas, de sueños
de poder abrazarte
algún día dormir a tu lado,
que me cobije tu calor
recostarme en tu pecho
despertar en tu regazo
hasta que venga el nuevo día
y aun así seguir contigo viviendo
soñando hasta morir a tu lado…
Te escribo…
con el sentimiento puro que llevo dentro
con la pasión que invade mi sueño
de algún día tenerte para siempre
y ya no ser preso de la soledad.
No sé si fue el destino o la casualidad
haber topado contigo
pero cuando llegaste…
llego también el mañana,
fue como si hubiera vuelto a nacer,
ver de nuevo la luz,
conocer el sol y la luna
las estrellas y el infinito…
Desde ese momento
supe que no podría alejarme de ti
que tendría que edificar mi futuro a tu lado
porque volví a creer en las palabras,
en las personas, en el amor
pero nunca hubiera podido solo,
fuiste tú, con tu cariño y tu fortaleza
que convirtió mi corazón en un océano de amor
Sabes amor… me hiciste volver mi mirada a Dios
a recorrer el mundo donde un día fui feliz,
donde me abarco las esperanzas
donde nunca me creí perdido,
donde me caí, tropecé, levante, y triunfe
Nuestras vidas serán sin tanto sufrimiento,
Porque lo nuestro es una pincelada de Dios
Por eso cada que le levanto,
le doy agracias a él por un día más,
por poder tenerte conmigo por siempre
sobre el poder de mis brazos…
sentir siempre tu calor, tus cálidas manos
sentir a tus labios poseer en los míos
y consagrarme al amor, al amor de los dos.
Vida mía sé que estas palabras ya están muy trilladas
pero así te amor con el corazón
así añoro tu cabello, tu bella sonrisa de miel
que me inyecta de vida…
hoy; es el tiempo
quien maraca las pautas de nuestras vidas
nuestro compromiso de no separarnos jamás
detener nuestro amor, dándole felicidad
llevarle donde exista
el derecho de vivir juntos…
hoy estampo estas palabras
con algo más por decirte
y quiero hacerlo…
Amarte hasta la eternidad.

FINALMENTE CUANDO ESTAS A MI LADO

Cuando estas a mi lado el tiempo perece viento
cuando estas a mi lado procuro no mirar la hora
cuando estas a mi lado ni el día ni la noche lo siento 
cuando estas a mi lado, pareces aire; que en mi aflora.
Cuando estas a mi lado la luna pasa de prisa
las nieblas del invierno se convierten en primavera
la luz del firmamento abraza nuestro corazón con una sonrisa
cuando estas a mi lado tus caricias tus besos son mi trinchera.
Cuando estas a mi lado, dejo de caminar por las noches
contemplo el cielo desde tus ojos y dibujo en el aire tu rostro
cuando estas a mi lado hago que el tiempo camine sin reproches
cuando estas a mi lado siento que ante tu altar me postro.
A veces cuando la melancolía invade mis alientos
procuro sentirte a mi lado imaginado nuestros encuentros
escribo para que cuando me añores leas mis pensamientos
así siento una brisa con sabor a ti; acariciando mis adentros.
Cuando no estas a mi lado te busco en alguna neurona
para de alguna manera acariciarte mientras de pienso
de pronto percibo olor a pureza y ese es tu aroma
así mientras camino estas presente en nuestro amor intenso
Cuando estés por siempre a mi lado; ya no tendré cita previa
quemare el calendario y dedicare a flamear nuestros lazos
cuando estés a mi lado acabaremos con esta distancia
mis ojos se encontraran contigo y fundirán en abrazos
Finalmente cuando estés a mi lado nos unirá el mismo fin…
sabremos que valió la pena degradar a toda elegía
llegaran los besos como olas a la orilla cual sonido de violín
nuestras cartas, nuestras letras; se convertirán una sola poesía
Siempre juntos,
siempre nuestros
siempre tuyo,
desde mi rincón para ti… 

AMADA MÍA


Hay una distancia latente que me impide mirar tus ojos
mirar mis dos luceros besar tus labios rojos
pero te encuentro en mi recuerdo con tu mirada quieta 
con tu dulzura y ternura que en mis adentros inquieta.
Habitas en mi alma; en lo profundo de mi ser…
Eres mis suspiros, mi alegría, eres todo mi estremecer
a tu lado los pesares se convierten en mágico amor
es por eso que con locura extraño tu infinito calor.
El palpitar de mi corazón cada día es más tuyo,
con mis sentimientos aflorados en tu vida me inmiscuyo.
A tu lado he aprendido a no darme por vencido,
eres tan especial que te amo con mi corazón erguido
Eres miel de mi panal, las estrellas de mi firmamento…
quien me da sublimes besos; hasta quitarme el aliento.
Su confianza es una virtud que ciegamente admiro;
convertirla en esposa es lo que fehacientemente aspiro.

HERENCIA PARA UN HIJO


Cuando se nos vaya el tiempo y no volverá
En las noches los recuerdos en ti se agitaran
Aunque el gigante sol; igual alumbrara
Y mis ojos... de este mundo por siempre marchitaran
Nunca fui cantante ni un gran recitador
Pero escribí letras de amor con mi alma desnuda
Ella fue mi esperanza, mi más sincero calor
Mis noches de recuerdos, compañeras en cada madrugada
Algún día mis versos no sé si te darán al menos piedad
Pero cuando el tiempo me llegue ahí se han de quedar
Cual calor de mis manos que se estiraban en tu caminar
Aunque yo bajo tierra estaré titiritando en soledad…
Leyendo mis letras con melancolía; algo de mí hallaras
De los momentos sin una razón; son por las que sufrirás.
Las vivencias de mi pasado te aseguro son mi mejor legado
Las adversidades que como varón sin rengar he tolerado
Sabes; cuestione el pecado porque nunca supe para sirve
El hombre invento el castigo, para aliviar la conciencia
La vanidad invento el perdón; zahiriendo a la pureza
Así Aprendí que si mismo es el enemigo de su decencia
Inventaron la caridad para tener lastima de los demás
Será por eso… para mí la vida; fue un poco incomoda ubicarla
Establecieron reglas que no concuerdan con la razón
Pero aprendí a resbalarme del engaño y de quien no conoció perdón.
El peor pago que recibe el criollo; es la constante ingratitud
Las abejas buscan en las mismas flores su néctar y en multitud
Porqué lo lindo está adentro; mas no lo que esta fuera de la pared
el rio en invierno trae piedras, pero luego calma la sed…
Cuando la raíz esta torcida derrumba todo lo que este agarrado
Esos son los callos de un árbol que todo de ella encierra
Un huerto en fertilidad, es útil sobre la tierra
Pero jamás seas cual árbol seco sin ramas, con hojas caídas y derrotado.
En los ramales frondosos hasta los pájaros hacen su nido
El viento silva a dúo, siendo encanto y gran paisaje
Hasta en el invierno feroz protege los frutos en su regazo acurrucado
Recibe palomas a merced del viento y a cualquiera que emprendió su viaje
No sientas vergüenza pisar la tierra en alpargatas y con calma
Yo camine descalzo sobre ramas espinos y piedras
Fue donde aprendí a conocer por vez primera el alma
Quien era mi única amiga, mi madre, mi más leal compañera.
Perdone hijo. No crea que yo le voy a dar consejos
Solo son palabras de un padre, su amigo y hermano
Palabras que son de quien que le ama e intentó darle reflejos
Con ellas quiero darle la ocasión de que vea el alma de este humano
Estoy seguro que leyendo esto cambiara de actitud
Usted sabe, algún día sus esclavitudes se le aliviaran
Hasta le puedo asegurar que alguna lágrima en sus ojos destellaran
Por qué no conoció la arrogancia solo el grito enardecido de la virtud
Querido hijo; cuando sepa que en la vida; pocos saben que es sinceridad
Vera que el arrogante y el humilde lloran… pero el arrogante llora más
cuando el alma se siente sana se ve de cerquita la felicidad
Por qué los placeres de la vida solo gozan un rato y no consuelan jamás
Cuando se quiere conocer a sí mismo. Hay que cerrar los ojos con honestidad
Pero si admite estar ciego, adentro solo encontrara orfandad
Sentirá despojarse del abrazo, de quien sin interés le dio
o quizá solo el consuelo eterno; de la mujer que le pario.
Jamás sienta derrotado ni hundido por la falsedad
En usted puse un arma; y esa es la lealtad
No se arrodille ante nadie… ni mendigue felicidad
No santifique al humano, sígale al Cristo de la libertad.
Aprenda a morderse la lengua, ese si es un mandamiento de verdad
No ande afilando ningún fierro; que con eso mismo le castigaran…
La mejor arma es la sabiduría para desprenderse de los demás
El hombre que juega revanchas; termina perdiendo hasta la dignidad.
Jamás cante victoria frente a sus contendores; porque le arruinaran
Ni busque en los templos aliento, más miserable le dejaran
A Dios no se le halla en cuatro paredes; ni está junto al que dice tener la verdad
Esta adentro de sí mismo en su propia honestidad
No se arrime a árbol torcido; que ni para sobra servirá….
Sepa que la flor más bonita… antes de eso solo capullo fue
No ande vendiendo ideas, porque es fácil mirar la falsedad
Nunca se deje llevar por palmadas, alabanzas ni piedad
si quiere ser hombre libre. ¡Cante por la libertad!...
luche por la verdad, la justicia, la equidad.
Es fácil mirar desde arriba; cuando jamás se estuvo abajo
haga que le suturen las heridas; así no anda buscado atajo…
No todos los que viven rezando son buenos de corazón
ni los que llevan rosarios son capaz de darle amor
la fe no se persigue se encuentra adentro en su propia razón
hijo mío; esta es la mejor herencia que algún día le calmara el dolor.

MUJER


Con la pálida hermosura de tu rostro,
harán las musas un jardín solo de rosas,
y a ellas acudiré en mis desvaríos,
a amasar con cada pétalo un poema.
En tus pechos de amapola dormida,
dejare mis ansías agonizando en éxtasis,
y el brillo a que de tus rizos negros,
ilusionará toda mi alma de poeta.
Lloraré contigo todas esas ansias,
al renacer en ti, mis sueños truncos,
y aparecerás hermosa como la tarde,
cuando me diste tu primer beso.
Y mañana en mi postrer suspiro,
más allá de la morada de los sueños,
vivirá en fulgores deshaciéndose,
aquel prosaico azul de tus pupilas.
Olvida mujer
las horas ya idas,
olvida rencores
y pesares ocultos.
Ya no existen las querellas,
de las vidas muy solas,
ni las traiciones cobardes
de los amores mentidos.
Por tí yo mujer
daría mi vida,
daría mi vida,
y mi ardiente pasión
Amanece el día…
y a lo lejos,
de rosas
de perlas y de sombras.
Tiene de las ansiedades
en su alma,
la más dulce,
la más tierna.
Es un cuento su sonrisa
Y su mirada una leyenda

ELLA


Como las inmaculadas nubes que osan el firmamento
Romántica, la más fina escultura cual similitud de hada
Ella la que existe en las entrañas del acendrado sentimiento
La que cautiva, estremece, fortifica, y con su néctar embriaga,
Fecunda como la tierra y los sueños de un Angel
Virgen como el ocaso, que solo rayos puros admite.
Inquieta en mí regazo cual abeja en su vergel
La vertiente de todo lo que mi ánima siente
Ella; La dulce melodía cuando mi voz se deprime
La estrella gigante que da luz a mis pasos firmes
Mi templo, mi refugio cuando mi corazón de dolor gime
La que acaricia mi esencia en mis días tristes
Ella es mi arrullo, mi aurora, la que arropa mis ansias
La que recuesta en sus brazos y me adormece en su vientre
Es quien guía mis sendas hasta en caminos abducías
Quien me hipnotiza a besos y lleva a su cielo silente

Yo que añorar sus labios 
creí ser una utopía, 
pero esa utopía dejo de ser simples ilusiones, 
parece mentira pero ya la bese 
y su aliento sabe a amor, 
sus manos, su regazo, su piel, su aroma
es la misma obra celestial que en mis adentros evoque,
ella es a quién desde siempre ya le ame

EL FINAL DEL VACÍO

Aquí concluyen mis palabras convertida en versos 
palabras mordidas de un alabastrino
que hoy siente consagrar a su destino
en un espacio donde el corazón se abre de par en par
cual huracán llega envuelto con fuerza
y deja alborotando la tierra y su prado erguido.
Desde hoy mi voz estará en tus oídos por siempre
empezaras a disgregar la lógica de mis palabras
mi vida te pertenece fúndeles sin miedo, sin asco,
es un pacto sin ninguna cláusula,
la razón es simple; nacimos para agonizar juntos
háblame de tus sueños que hoy son los míos.
Sabes que he resistido a ser encadenado
pero me recluyo solo en tu presidio
me declaro libre de soledades inciertas
dejo que te apoderes de mi cual lluvia de sus ríos…
Puedes acurrucarme sin cuidado y sin prisa
ya no intentes hacer mis faenas;
hazlo también son tuyas
las peores decisiones son mutuas
así como los pesares se juntan
la felicidad también se consagrada.
Detengamos a dúo nuestro tiempo
he inmortalicemos hasta el fin de los tiempos;
por decreto anuncio que mi vida te pertenece
me engalano con traje de luces sin mis débiles dudas
para que mi poesía torpe acaricie hasta a tu sombra.
Así sello mi unión con los ojos radiantes
entierro mi terquedad y fecundo mis glorias
mi razón, mi deber hoy es contigo,
te declaro mi otra parte;
mi comienzo y mi final,
mis lágrimas, mi felicidad,
mi humildad, mi ego rigoroso…
caminaran en tu saber, sin sosiego
mientras que mis pasos en este mundo
vos la sellaras con tu mano bendita
en un sarcófago de arco iris.
Un día soltare por instantes tus manos
para empuñarte allá frente a Dios como testigo.

HAY UN LUGAR PARA LOS DOS

Hay un remanso sabio que llevo adentro
Que germina en mis venas cual árboles ilesos
Hay una esencia fresca que huele a besos
Que penetra en mi alma en cada encuentro.
Hay un brillo en tus ojos cada vez que te miro
Que ilumina hasta la sobra del árbol más viejo
Hay olor a hierba, a humo, a barro añejo
Que humedecen mis labios cuando en tu boca respiro
Hay recuerdos que borran con la noche vencida
Que se quedan estériles cual un tronco partido
Hay pastos creciendo cada vez más tupida
Que puede alimentar un amor; cual virtuoso cupido.
Hay caminos juntándose lejos del olvido
Que aun llevan sueños erguidos, los tuyos y los míos
Hay luna en el ocaso, y el horizonte se quedó dormido
Que aún espera nuestro llegada; a él engreíos.
Flavio Bautista Soto

ERES MI HIMNO


Celebro alzando la copa los momentos compartidos.
porque son tantas palabras dichas y mil instantes vividos,
cual himno inmortal placiendo lo que sentimos, 
por este amor puro que nació de entre caminos.
Que jamás llegue la noche a nuestro destino
ni el cansancio que abruma al hombre perdido
porqué este amor le da magia al sentimiento
y crece a pétalo abierto, cual firme cimiento.
Quiero labrar hasta en tu razón; jardines de lirios,
beberme cada silaba y sonido que sale de tus labios,
que tu voz se detenga estremeciendo mi oído,
escucharte entre mis sueños y reconocerte aun dormido.
Interpretar en mi lenguaje tus sublimes latidos,
erizarme con la emoción de tenerte en mis bramidos,
porque eres el jardín al cual con certeza admiro,
porque aun no estando te siento, en mi ligero suspiro.
Recitar mi mejor poema y de una vez desnudar tu alma,
reinventarte allá un día cuando a tu pasión llegue la calma,
resucitarte cuando la turba muerte, aniquile tus anhelos,
procurar meterte en mis venas; explorar juntos los cielos.

DONDE NACE EL PUEBLO

Apenas era un muchacho trepando de rama en rama
buscando hierva en las lomas, en la cuna de las piedras,
sin oficio aparente apenas ensillar un caballo,
trabajaba sin ningún pago pero sudando el lomo
por qué el hombre por un hambre
es capaz de ganarse un pan seco
y suele criar a la bronca más afanada que al mismo hijo.
No tenía derecho ni a ser llamado por nombre propio,
ni derecho a adiestrar al mejor amigo; el potro…
solo a tirar a los bueyes en un día soleado
y recoger el arado con los excrementos ya soldados.
No sabía que es un salario por que nadie se hizo cargo,
de dar un mísero pago por los pies quemados,
por las manos encalladas;
por los espinos incrustados…
Pero un día me dio trabajo un viejo sabio de pocas canas
ese hombre sabia tanto, que a la sabiduría ya le sentía asco.
entendí que el de arriba era igual que él de abajo,
con la sucia diferencia que el hombre se auto distingue
cree sudar agua bendita, aunque oliera a azufre,
con su brutal vanidad pierde su inocencia.
con ese invento sin razón, en miseria alimenta el ego…
Cuando me ofrecieron un puesto a lado del mismo Diablo,
fui capaz de bautizarle en nombre del Dios de los cielos,
le hice confesar sus pecados y besar la cruz de Cristo,
porque ningún ser nace malo, le hace malo la miseria,
ningún hombre es pérfido, lo hace pérfido el mismo hombre,
nadie nace pobre, solo se aferra por costumbre a la pobreza;
por eso cuando un sabido me llamo formar parte de sus filas;
le dije que al mismo Diablo le condene a ser bueno y humano;
soy capaz de inmolar el alma de cualquier zutano,
e ir demoliendo el pensamiento del más astuto tirano…
Flavio Bautista Soto

CARTA A DIOS

Señor Dios; dueño de este pervertido mundo,
día a día nos acercamos a implorarte por nuestros actos.
y aunque estamos conscientes que adoramos el pecado; 
se nos hace tan difícil reconocernos como hipócritas.
Como si nada, han prostituido vuestra obra,
Algunos infamemente dicen ser embajadores de Dios,
sin estupor han degenerado al mismo respeto,
y en sus adentros llevan un alma, llena de miseria.
Proliferaron las religiones cual mala hiera en un pasto
se idearon que castigas, si no se das dinero al verdugo,
acumularon poder aprovechando que amarte es lo más divino,
se inventaron un sinfín rostros y adoran cualquier mentira.
Se imaginaron libros y dieron el estatus de sagrados,
a conveniencia escribieron lo que a sus intereses ajustaba,
dicen que han heredado tu vocación humilde y sublime,
pero incrementaron el hambre y se allanaron a la inmundicia.
Son dueños de la verdad, de la razón y de la misma fe,
dicen ser mediadores de tu propia misericordia
se avisparon autoproclamándose monarcas eternos,
y nos impusieron tan estúpido y alevoso disparate.
Señor Dios. Enséñanos que todo esto destruye felicidad,
La vanidad, la arrogancia quebranta de raíz el amor y paz,
pero pesar todo... el pan del día; recibamos con humildad,
y aunque falte para mi boca, jamás falte a los demás...
Flavio Bautista Soto

JUNTO AL FUEGO

Esta noche salí a mirarte en la distancia,
desde la lejanía me penetre en tus ojos,
con atisbo al cielo, lleno de inocencia;
oteando a las estrellas de hinojos...
Mientras agitaba el fuego, invadiste mi memoria
acompañado de un jilguero, más su dulce armonía.
Rozaron tus labios en los míos con euforia
te sentí pernoctada en mi almohada y mi sinfonía...
Arrodillado a la orilla de ese fuego fresco;
sise al aura enloquecido por tus besos,
reclinando mi dorso a un tronco seco;
grite tu nombre en mi silencio en rezos.
Agite el fuego mientras respiraba,
desesperado por tus fragantes lirios,
sentí tu palpitar cada vez que suspiraba,
sentí tu boca ardiente cual llamarada de sirios.
El calor era más fuerte mientras te deseaba,
estuve seguro que me adentraba entre tus sueños.
Hice del fuego un verso mientras se apagaba,
Pero no pude apagar las llamas de este ensueño.
Recogiendo las cenizas en un recipiente,
las bebí en tu nombre con la fuente de tu ocaso.
Y ese fuego de amor que mi corazón siente
marchitara cual cenizas con el viento a su paso...
Flavio Bautista Soto

LAUREADA


Mujer gloriosa y laureada con alma sumisa,
tan pura como el viento, cristalina como el mar.
Devórame con tus labios, fecúndame con tu brisa, 
condéname en tu cárcel, déjame en tu silencio gritar.
Purifica mis pecados, con tu sabiduría de profeta,
déjame arrodillar al frente; de tu sagrado altar.
Llévame a tu cielo, donde descansa toda alma honesta,
inventa mi paraíso, cerquita; donde te pueda amar
Adéntrame en tus venas y tu corazón ferviente,
hechízame con tu voz, aguda y agitada.
Enrédame en tu cabello, sutil y radiante,
acurrúcame en tu pureza, en tu alma bendecida
Has que tu inmensa luz, resplandezca en mi esencia,
cual estrella gigante alumbra el firmamento.
Que tu sonrisa pura, cautive mi inocencia
y que me embriague de amor tu grácil aliento.
Flavio Bautista Soto

BÉSAME


Bésame acariciando mis labios con pasión,
bésame desesperada hasta que grite mi corazón,
bésame con tus húmedos labios sin parar, 
bésame; que en tu laguna de besos quiero ahogar…
Quiero besar sin límites tus labios de férvida miel,
recorrer con mis sumisos labios, toda tu sublime piel,
besarte hasta el infinito, y en tu respiración volar…
que toda mi esencia de hombre la puedas deleitar.
Déjame besar tus ojos y su silueta magistral,
déjame besar tus latidos, cual poeta a su madrigal,
ahogar los gritos enardecidos en nuestra tertulia de amor,
y; si sangran nuestros labios, sea a compás el dolor.
Déjale a tu púrpura boca agonizar en mí,
que todo mi cuerpo este sediento por ti,
que mis trémulos labios te besen sin piedad,
despacio, con ternura; mitigando la ansiedad.
Bésame con tus ojos las raíces de mi pasión,
bésame suavemente acariciando el corazón,
bésame sin prisas mientras degusto tu amor,
bésame cuando mi legue muerte te acaricie de dolor…
Flavio Bautista Soto

NADA MÁS ME GUSTARÍA…

NADA MÁS ME GUSTARÍA
Quedarme dormido entre tus brazos,
aun estando contigo soñar junto a mí,
acurrucarme en tu brío, cobijarte con mi brisa
y que mi primer pensamiento sea tu piel.
Nada más me gustaría…
Silbar a dúo con el viento,
entonar nuestra mágica melodía
besarte hasta dejarte inconsciente
dormida y sedada en mis labios.
Nada más me gustaría…
Mirarte con mis ojos cerrados,
devolverte con mi respiración la vida,
que de tu boca salga el aire que respiro
y una caricia tuya camine por mis sueños.
Nada más me gustaría…
Llevarme un pedazo de ti todo el día,
para en tu ausencia, no extrañarte,
amarte con la pureza de la luna
y tenerte conmigo; por el resto de mi vida.
Flavio Bautista Soto

SOÑANDO SOLEDADES

Anoche moje mis ojos con algo de tristeza, 
anoche mire allá en el fondo de mi alma una soledad vacía,
anoche quería el abrazo de mi viejo ya marchito, 
anoche sentí que debo buscar de nuevo mi horizonte, 
ahogar mis penas en el principio de los principios. la nada.....
anoche sentí mi melancolía ya demasiado cargada.

Anoche  te vi en la sombra de mis sueños
caminando mas firme allá tan lejos de  mi destino, 
te vi podando los retoños de mi árbol viejo,
como queriendo matar pa siempre mi sombra,
secar hasta los troncos de este manzano caído,
convertirle en cenizas al árbol que te alimento de frutos.

Anoche me vi cargando la pesada cruz del olvido,
con la espalda arqueada pero el corazón erguido,
con la respiración quieta y el pulmón  dormido,
me vi a cuestas pisando las duras espinas de este camino,
pero a de poco llegando al cumbre del consuelo,
donde tu rostro tan solo sea el recuerdo de lo vivido,
y, ya a mis manos le sujeten; otro amor perdido...





CALLO LO QUE VEO Y MARCHITO PARA SIEMPRE

un día mis ojos contemplo tu belleza
Un día mi corazón palpito con fuerza
Un día cuando no conocía tu fondo oscuro
Mi corazón te amo con el sentimiento más puro
Allá un día cuando no conocías mi alma poeta.
Cuando creías que mis semillas, germinaban en cualquier huerta.
Allá un día cuando creías que soy uno más de los que llega y florece;
Hasta en las praderas hostiles donde la misma piedra fenece…
Allá un día cuando a mi corazón le hayas decepcionado,
cuando al rosal de mi jardín le hayas marchitado,
cuando al fin yo sepa que tu alma a un ex sigue dando vida;
No habrá razón ni Dios que detenga mi partida.
Sé que un día soltaras mis manos en agua fría.
Creerás que me dejas en la cumbre sombría
Para tus adentros asumirás como lo más digno que has hecho
Pero te darás cuenta que tu amor se queda desecho...
Me valoraras cuando hayas consumido la más fea hierba.
Ahogaras tu arremetimiento en tu propia soberbia:
Porqué el alabastrino que ilumina el camino más oscuro;
Estará llenando de esperanza a otra alma; con su corazón puro.

MI CANDOR

Por ser tú la libertad de mí enseño
Por los íntimos deseos de que sea tu dueño
por tus caricias infinitas en ausencia y cercanía
te dedicare los más profundos suspiros del alma mía.
Por la dulzura que me estremece tu amor
Por tus labios dulces que me quita todo dolor
Por los dones que Dios puso para hacerte bella
eres mi manantial y en el firmamento; mi única estrella.
Porque tu dulzura ha llenado esta alma tan vacía
porque tu esencia ha abrigado hasta la noche más fría
Mi amor te condenado a que seas mi primera
Mi camino, mi más pura y caudalosa rivera
Porque eres la luz de mis mañanas
Por qué alejas a mis soledades tan hurañas
Porque eres como la fe a la que más se adora
Fundimos los sentimientos en cada beso, a cada hora.
Por dejar que sea tu rio que corre hacia tu mar
Por añorar mis límpidas pasiones que te llagan a amar
Por dejar que este obrero edifique nuestro amor
Por el resto de mi vida tan solo amarte será mi candor...

MI LIBERTAD REVOLUCIONARIA

Te conocí cuando  apenas la razón era nada, 
por ahí  diez a lo sumo, poca fe, y cuanta rabia,
cuando montaba a caballo con clinas largas,
con espuelas de acero, cabalgando sobre malvas
con la ilusión templada; de no ser un falso poeta,
rebuscando soledades  de puerta en puerta.

Cuando llevaba bolsillos rotos, botas de llantas,
camisa corta libre, hechas con bolsas de harina,
zurcidas con hilos de yute, pero bien lavadas;
que me construyo mi viejo a mano
pero bien reforzado. 

Aquel muchacho varón de pocas palabras,
encontró en la poesía su libertad revolucionaria.
Cual colibrí herido que sale de su jaula;
despacito con cuidado mi corazón recitaba…

Empecé a escribir  al aviento tantas líneas erradas,
debajo de una rama, con las manos encalladas.
Pero  un día baje del caballo pa’ fundir mis sueños en anclas,
y así mientras mi viejo rezaba; yo… revolucionaba.
Total si casi nunca dije nada,
quizá razones pérdidas; con realidades profundas… 

Me preguntaba… ¿qué rayo es una apología?
cuando  aun dudada de la sombra mía.
!Hoy!... mis versos, versos lo son;
los que escribe toda mi alma,
anqué le deje ya enterrado a mi caballo;
sigo siendo  el mismo hombre de siempre, 
fiel compañero del resto de la manada….



Principio del formulario
Final del formulario


POEMA A LA RAMERA


De pronto un día la curiosidad me llevo por un camino disque equivocado
apenas era un joven lleno  mitos como perro adiestrado pa’ cumplir cualquier misión
mis pasos parecían relinchar como cabalgada de callo adentro en mi conciencia
los miedos se plegaban en firme desespero como huyendo de las pesadumbres.

Las puertas estaban abiertas la situación era como una circunstancia  cualquiera
muy adentro  mi  ignorancia decía  que el infierno es la ramera
espere encontrar individuos diferentes a todas las de mi especie,
pero de pronto mi cuerpo se congelaba y la respiración se contraía
nada era distinto,  sentí como si estuviera con los proles de mi jauría
parecía que veía  a mi novia, solo que;  bella sexy libre y revolucionaria...

Tan solo con sus ojos el coqueteo le hacía tan profundo
que cautivaba a cualquier  audaz  por más soberbio  que este fuere
apenas atinaba a bajar la mirada perdida y quedarme estático  en mi silencio
sentir el palpitar del corazón acelerado  aferrando a la inocencia;
pero el reloj seguía circunvalando y de poco me iba serenando…

Se me acercó una cortesana con un aroma penetrante,
balbuceando sus  escuálidos labios me invito a su tablero,
quien creería que a la ramera,  ese día; no le apetecía revolcarse
tan  solo quería  un amigo pa’ gritar su impotencia de ser objeto
reivindicar y con justa razón, que también tiene sentimientos,
que ama  con decencia, aunque  los demás  rumien de su  inmundicia,  
que en su alma le pesaba la cruz de la injusticia  
que le asechaba la soledad de madre, esposa e hija
que se revolcaba sin voluntad y con quien jamás ella hubiere preferido
nada más era   la sucia pobreza  que le conspiraba  a vivir discriminada
donde abunda la ignorancia, el dogma, la hipocresía.

Detrás de aquellos blandos labios, ojos brillantes cabello aterciopelado
había una mujer sensible, sutil; con su probidad  inmune.
Entonces  comprendí,  que nos revolcamos disímiles veces y con cualquiera
Pero como no se ostenta el título de vulgar  ramera
se siente pulcro aunque ya la misma satisfacción  se sienta empalaga  
aunque; aún tengamos en nuestro olfato el aroma de cada velada

Con un suspiro, ya cansada y con su aliento a  brisas
Grito… como mofándose de la auto moral del probo.
¡Más ramera es la que como gaviota lira de lago en lago!.
¡La que jamás ha  sentido   las tablas duras de un cabaret  rancio,
pero esta afuera con anzuelo pa’ apresar al pez más orondo
y disfrutar a cada instante, en  bendito nombre del “amor profundo”.!

Al final de su vida  se olvidará  la honestidad que falseo
Se habrá revolcado  con cada hombre que supuestamente amo
Quizá  sus arrugas sean el reflejo de cada  mortal que saboreo
Pero siempre la ramera… será quien de frente se acueste a montón
Y la digna seguirá siendo lo que jamás sabrás… 
pero se revolcó hasta  con Dios…(!)

Literatura Protegida 
Flavio Bautista Soto 

LA NOVIA DEL SILENCIO

La noche estaba por demás oscura
Las estrellas titilando de frió en su locura
Los rayos de la tormenta intentaban iluminar con el viento
Pero la pertinaz lluvia ensombrecía aún más el firmamento
Una neblina viscosa cubría sin piedad el paisaje
Un hecho inusual estuvo por concluir su viaje
Con ello llegaba el final de una etapa ligera
Y mi mirada quedaba quieta a punto de entrar en ceguera
Sentía que me elevaba en manos sombrías
Con el rostro paralizado, las manos frías,
Al verte vestida de blanco y gavilla de flores
Con anillo entre tus dedos que un día acariciaron mis cumbres
Aunque en tu rostro caído; la felicidad pareciera que prescinde
Tal vez solo sean por impulsos que la realidad esconde
O caso en tu mente cruza el poeta que siempre añoras
Aquel romántico hombre que le podías besar mil horas
El que te enseño a besar y amar con pureza y sin sosiego
El que cautivo tu sublime corazón cuando apenas era ciego
De quien era luz cuando tus lágrimas eran por prosperidad
De quien era autentico dueño de tu excelsa felicidad

Después de haber vivido a mi lado como nunca
Te enlazas como si nada de blanco y sin bronca
Mientras los demás te ven irradiada de toda bendita pureza
Yo te veo llena de pecados por lo que hicimos rehusando la nobleza
Quizá con los mismos sustantivos te referirás al que hoy te engalana
Con las mismas actitudes intentaras quitarme de tu almohada
Pero cuando mires en el cielo el atardecer con fondo oscuro
Seguro recordaras todo lo que dio mi corazón puro

No reprocho por que hoy ya seas toda una esposa
Celebro alzando tu copa esa dicha que deje entre una fosa
Sabías que en mi camino; los vestidos blancos siguen perdidos
Porque mí en filosofía no existen las promesas de halagos heridos
Entendiste que ningún poeta es árbol para hacer sombra al mismo sitio
Ni es agua para vivir calmando al sediento
Tampoco es sol para vivir alumbrando el mismo mundo
Pero tiene un sentimiento que lo añoraras cuando todo esté perdido
Flavio Bautista Soto 

LA HIPOCRESÍA EN EL AMOR

Te amo, decimos una y mil veces, 
Un te amo repetimos con fervor, 
Creemos que decir te amo nace del corazón;
Aunque para ello a veces, no exista razón. 

Cuantas veces el amor llega y se va, 
Cuantas veces nos ilusionamos y desilusionamos
Te amo como a nadie he amado siempre solemos decir
Y lo coreamos al que en su momento está en nuestro caminar.

Eres quien ha germinado en mi vida el amor….
Eres quien siempre a la vida le añore…
Eres lo que ni después de muerto te olvidare….
Esas y tantas palabras al que llegue; Solemos repetir

Como si la conciencia fuera objeto hemos aprendido a vivir
total; el nuevo amor de nuestras vidas no sabrá lo que viví
Pero lo que jamás a nuestra alma le podremos negar
Que siempre hay uno solo a quien se ama de verdad.

ABRÁZAME SIEMPRE



Abrázame corazón, que hasta mi alma te pertenece
Abrázame; es mi esencia, mi latir y purpura mirada;
Que como rosas  en el jardín mi sentimiento  crece
Como la nube gris; haciendo la lluvia más delicada.

Abrázame… y sentirás mis caricias aun en mi ausencia
Abrázame…  mis latidos te dirán cuanto por ti vivo  
Ni la distancia impedirá sentir siempre tu presencia
Cada minúsculo momento estaré en tu amor; cautivo.

Abrázame;  solo quiero provocarte una sonrisa
Abrázame; veras que eres mi razón y mi destino
Eres mi brújula, mi norte donde quiero llegar a prisa
Para ver mi paraíso eterno en tu rostro cristalino.

Abrázame… que a tu lado siento un aire especial
Abrázame… es agradable sentir ésta fresca brisa
Como si fuese nuestra primera noche celestial
Quedando en mi alma; inmortalizada   tu sonrisa. 


Literatura Protegida 

© Copyright 2013 Flavio Bautista Soto
Todos los derechos reservados.